CRA ALTA RIBAGORZA
HACEMOS ESTA WEB...
.: FORO :.
Últimos comentarios
30- 10- 2012: Alimentación infantil (gemma yitzel )
6- 07- 2008: > Alimentación infantil (NELSON CALLE)
Estás aquí: INICIOPADRES Y MADRESEscuela de Padres y MadresAlimentación infantil
Alimentación infantil
Artículo original: La alimentación de los escolares (Informe de la OCU)
joseluis
/ Lunes, 2 de octubre de 2006

  Grandes Músicos
  NO TE QUEDES EN LA PUERTA
  Ajedrez educativo - Ajedrez a la escuela
  Lapbooks sobre animales
  Animalandia
  Jornada sobre Innovación y TIC en educación
  La compensación de desigualdades lingüísticas mediante los talleres de estimulación del lenguaje oral en educación infantil
  OTRA EDUCACIÓN SI ES POSIBLE
VER TODOS >>>
  ¿CÓMO CONDUCIRSE CUANDO LOS HIJOS PRESENTAN PROBLEMAS?
  El valor de la familia en el desarrollo temprano
  ¿PARA QUÉ CONTAR O LEER CUENTOS A LOS NIÑOS?
  ¿POR QUÉ LOS PADRES/MADRES NECESITAN APOYAR AL PROFESORADO?
  ¿CÓMO ACTUAR CUANDO EL PADRE Y LA MADRE TIENEN CRITERIOS DISTINTOS?
  ¿QUÉ HACER PARA QUE LOS CHICOS LLEVEN BIEN EL CURSO?
  ¿CÓMO EDUCAR PARA EL TIEMPO LIBRE?
  ¿CÓMO PODEMOS REEDUCARNOS EMOCIONALMENTE? (y II)
VER TODOS >>>

La OCU ha realizado un informe muy completo sobre los comedores escolares y da pautas para mejorar la alimentación infantil, pautas que pueden ser aplicadas tanto en esos comedores como en el propio hogar.

Por su interés reproduzco el artículo que podéis encontrar originalmente en La alimentación de los escolares, y adjunto al final para su descarga el archivo con el informe completo de la OCU sobre menús escolares y que es el resultado del análisis de 934 menús escolares de toda España.


La alimentación de los escolares

El interés por la alimentación de los escolares ha llevado a la OCU a adoptar varias iniciativas destinadas a mejorar su dieta y a ofrecer pautas para atajar la creciente obesidad infantil. Este informe es parte de ese trabajo.


4 pilares para una dieta sana

Para que la dieta de un niño en edad escolar, o de cualquier otra persona sana, resulte saludable es esencial que sea:

- Variada, de forma que contenga “representantes” de todos los grupos de alimentos y de los distintos alimentos que pertenecen a cada uno de los grupos.
- Agradable. A veces una simple combinación de colores en el plato, por ejemplo, una sonrisa y dos ojos con la salsa de tomate, puede hacer maravillas. Es cuestión de utilizar la imaginación para ir habituándoles a los diferentes alimentos y preparaciones. Démosles la oportunidad de probar distintos sabores, texturas...
- Suficiente, para cubrir sus necesidades nutricionales.
- Adaptada a su edad, actividad física, a la economía familiar...


La pirámide de los alimentos

Las recomendaciones nutricionales para la población suelen representarse gráficamente con una pirámide. En su base están los alimentos que deben ingerirse a diario, ordenados de abajo a arriba según deban estar presentes en mayor o menor proporción. En la cúspide se sitúan los platos que sólo deben consumirse de forma ocasional.

¿Qué quiere decirnos la pirámide alimentaria y qué recomiendan los expertos en nutrición para poder cumplir los objetivos que nos marca?

1. Es imprescindible beber agua y hacer ejercicio todos los días. Recuerde que el sedentarismo está detrás de muchos casos de obesidad infantil. Se aconseja a animar al niño a hacer una actividad física adaptada a su edad y procurar que beba entre 4 y 6 vasos de agua al día, en función de su peso.

2. La base de la alimentación han de ser los alimentos ricos en hidratos de carbono. En concreto se recomienda que el 55% del aporte calórico total de la dieta provenga de ellos. Dentro de este grupo de alimentos es imprescindible una mayor presencia de los cereales (pan, pastas, arroz, harinas), las patatas y las legumbres. Únicamente un pequeño porcentaje (no más del 10%) de los hidratos deben provenir de los azúcares refinados (dulces, refrescos, etc.).
3. Las verduras y las frutas aparecen en el tercer escalón. Se han de consumir diariamente, ya que son la principal fuente de vitaminas y minerales. Se recomiendan 5 raciones de fruta y verdura al día.
4. En el cuarto piso de la pirámide están los lácteos, ricos en vitaminas. Su consumo debe ser diario y varía según la edad.

5. Junto a los lácteos se sitúan. El 15% de la energía total del día debe ser en forma de proteínas. Se debe procurar combinar las de origen vegetal (legumbres) con las de origen animal (huevos, carne, pescado, mariscos). Conviene potenciar el consumo de legumbres, aumentando su presencia como primer plato o guarnición, huevos y pescado (tanto blanco como azul) y reducir la cantidad de carne, sobre todo la de las carnes más grasas y los embutidos.

6. Las grasas han de aportar el 33% del aporte calórico total del día. El total de grasas debe distribuirse a partes iguales entre las monoinsaturadas (aceite de oliva), poliinsaturadas (pescados y aceites de semillas) y saturadas (carnes, lácteos). Dadas las tendencias de consumo actuales, se recomienda evitar el consumo de piezas de carne con grasa visible y fomentar la ingesta de pescados azules, ricos en grasas cardiosaludables, y el empleo de aceite de oliva para el cocinado de los alimentos.

7. En la cúspide de la pirámide, los alimentos de consumo ocasional: los refrescos, con un alto contenido en azúcar, la bollería industrial, muy rica en grasas saturadas, los dulces, los chocolates y los aperitivos salados (patatas y demás), llenos de sal y grasas.


Recomendaciones para las 5 comidas diarias

Alimentarse es una acción que se repite más de 80.000 veces a lo largo de nuestra vida. Cualquier hábito adquirido durante la infancia tendrá sus repercusiones sobre la salud, no en un tiempo corto, pero sí a medio y largo plazo. Por ese motivo vamos a destacar las principales recomendaciones sobre las cinco comidas que el niño debe hacer a lo largo del día: el desayuno, a media mañana (recreo), la comida, la merienda y la cena.

Para empezar, la distribución del aporte energético que deberían tener las 5 comidas debería ser el siguiente:

Aporte energético de las 5 comidas diarias: Desayuno y media mañana 25%, comida 30%, merienda 15%, cena 30%

Desayuno

La verdadera alimentación del niño comienza en el desayuno, si bien hay niños y jóvenes que se lo saltan, lo cual es un grave error. Para empezar, no debemos olvidar que algunas investigaciones indican que el rendimiento escolar bajo se relaciona con niños que desayunan poco o nada. Además, los últimos estudios sobre obesidad infantil establecen una clara relación entre la esa dolencia y la costumbre de saltarse el desayuno. ¿Cómo es posible?, se preguntará. Tenga en cuenta que entre la cena y el desayuno pasan una gran cantidad de horas sin que el cuerpo reciba ningún alimento. Así que, cuando una persona elimina esta comida, el cuerpo reacciona almacenando una gran cantidad de calorías para poder sobrellevar los posibles periodos de ayuno, con lo que se favorece la aparición de obesidad. Lo peor es que en muchos casos la falta de desayuno se suple con bollería industrial a media mañana, es decir, con una gran cantidad de azúcares y grasas: una combinación explosiva, que favorece sin duda, un desequilibrio nutricional.

Unas ideas para organizar bien el desayuno :

- Hay que favorecer un ambiente familiar relajado, sin gritos, ni prisas.
- El desayuno, al igual que el resto de comidas, debe hacerse con los comensales sentados en la mesa. Si toda la familia puede realizarlo junta, tanto mejor.
- El niño debe familiarizarse desde pequeño con los alimentos más adecuados para el desayuno: los productos lácteos (leche o yogures sin azúcar), los derivados de cereales (como el pan, las galletas o los cereales de desayuno) y la fruta (en zumo, entera). No hay razón alguna para evitar la ingesta de grasas untables como la mantequilla o margarina, aunque puede enseñar a su hijo a comer unas agradables tostadas con aceite de oliva.

Obviamente para realizar este tipo de desayuno es necesario tiempo, así que intente sacarlo. Ahora bien, una posible alternativa es repartir la ingesta de los alimentos que hemos comentado entre el desayuno y el recreo a media mañana.

A media mañana

Durante años, los recreos eran sinónimo de “bocata”. Lamentablemente los bocadillos han sido sustituidos por bollería industrial, refrescos azucarados, aperitivos salados o snacks: un conjunto de alimentos que poco contribuyen a equilibrar las dietas de los más pequeños.

Este momento del día es importante y puede servir para que el niño no llegue con tanta hambre a la comida o para completar ese desayuno que se ha quedado algo escaso. Nuestra propuesta es que el niño tome algo de fruta, un lácteo o el tradicional bocadillo.

Comida

La comida, junto con la cena, son dos momentos en los que los niños ingieren una gran cantidad de alimentos de diversa naturaleza.

- En las comidas nunca debe faltar un alimento rico en hidratos de carbono: arroz, pastas, patatas, legumbres o pan.
- La verdura como primer plato o guarnición es fundamental en la alimentación de los escolares.
- Como fuente de proteínas, se puede optar por las carnes, preferiblemente carnes magras, el pescado o los huevos.
- Se deben vigilar los excesos de frituras en la alimentación. Aunque a los niños les guste este tipo de preparaciones, conviene no convertirlas en algo habitual.
- Como postre se debe evitar la toma frecuente de fruta en almíbar o postres lácteos, como flanes o natillas. No hay motivo para retirarlos de la dieta, pero es preferible que haya una mayor presencia de fruta fresca, leche o yogures.

Merienda

A media tarde, una vez acabada la jornada escolar, es el momento para tomar la merienda. Los lácteos, la fruta o un bocadillo son una buena alternativa. Dentro de los bocadillos conviene ir variando: vegetal, con sardinas en aceite, embutido... Respecto a los embutidos, se debe apostar por los más magros, como el jamón serrano, el jamón cocido o el pavo. Pero no hay razón para no incorporar de vez en cuando queso o embutidos como chorizo o salchichón.

Cena

La cena es el mejor momento del día para tratar de complementar la comida del comedor escolar.

- El plato principal de la cena puede estar compuesto por una guarnición, a base de verduras (ensalada, menestra, etc.) o algún alimento rico en hidratos de carbono (patatas, pasta, etc.), y algún alimento proteico: pescado, huevos o carne. Otra opción sería una sopa (de pan, arroz, fideos..) o puré (de verduras o legumbres) con un segundo plato proteico. Lo que hay que recordar es que conviene alternar con la comida: si el niño come carne en el colegio, puede consumir pescado o huevos para la cena; si ha tomado hidratos, que sea verdura el acompañamiento.
- Es importante incluir la fruta en los postres. La toma de algún lácteo, como leche o yogures, no debe excluir la fruta. Son perfectamente complementarios.

------------------------------------------------------
Enlaces de interés

- “No son equilibrados”. Resultados del análisis de 934 menús escolares de toda España. (Es el archivo del final)
- Especial 2006 Peso y Salud.
- Niños bien alimentados.




ARCHIVOS PARA DESCARGAR
Comentarios
Alimentación infantil, gemma yitzel , 30 de octubre de 2012

es feo alimentarse con muuuuuuuuuuuuuuchas graaaaaaaaaaaaaaaaaaasas ): (:

 [Comentar...]
> Alimentación infantil, NELSON CALLE, 6 de julio de 2008

el articulo sumamente bueno excelente es una ayuda sumamente importante para los padres como nosotros para dar una buena alimentacion a los niños pues estoy sumamente agradecido a ustedes q elaboraron este articulo q me es muy util muchas gracias

 [Comentar...]


Escribe tu comentario

moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]


^SUBIR^
 
^SUBIR^