CRA ALTA RIBAGORZA
HACEMOS ESTA WEB...
.: FORO :.
Últimos comentarios
5- 08- 2016: El origen de las montañas (Singajik)
4- 05- 2012: El origen de las montañas (andrea estefania villarraga tovar)
2- 05- 2009: > El origen de las montañas (pepaaa)
Estás aquí: INICIORECURSOS Y EXPERIENCIASCuentos y LeyendasEl origen de las montañas
El origen de las montañas
Leyenda Inuit
joseluis
/ Viernes, 4 de abril de 2008

  Internet en el aula: A la caza del tesoro
  Educando juntas
  Propuestas para el verano de 2017
  Relieve, hidrografía y clima de España
  Torneo CRA Alta Ribagorza 2015-O
Emparejamientos Ronda 1
  Planes personales
  Calendario de la escuela de Sahún para 2015: «Actividats y Tradisións a la Alta Ribagorza»
  Chinchipera 2: Un llugá de lloros
VER TODOS >>>
  El león y el lago
  Así empezaron las estrellas
  El Sol y la Luna en el principio del mundo
  Minilibro: La leyenda de San Jorge
  La leyenda de los cuatro dragones

Hace miles de años, cuando el primer inuit siguió al caribú a nuevas tierras, se encontró con tierras habitadas por dos tipos de personas.

Estaban los pequeños duendes que cabían en la palma de la mano y estaban siempre alegres y cantando.

Y estaban los Tuniqs, unos temibles gigantes que medían cinco veces el tamaño de un inuit.

Los Tuniqs eran violentos guerreros, y les gustaba capturar a los inuit para comerlos. Sin embargo su inteligencia no era tan desarrollada, y los inuit se las ingeniaban para esquivar sus ataques.

Pero un día, un cazador fue visto por un tuniq, quien comenzó a perseguirlo para devorarlo. Al ver esto, otro hambriento tuniq se suma a la persecución, y aunque el inuit era veloz y mucho más ágil que los gigantes, se vio atrapado por ellos.

Al no tener escapatoria, les pregunta el inuit: «¿Por qué quieren atraparme?» A lo que responden ambos al unísono: «Porque estoy hambriento y quiero comerte». Entonces el inuit, haciendo uso de su astucia, les dice: «Sólo soy un pequeño inuit, ¡mi carne no sería suficiente para alimentar a dos grandes tuniqs! ¿Cuál de los dos me comerá?».

Con esto ambos gigantes quedan estupefactos y comienzan a pelear su derecho sobre el pequeño inuit. «¡Yo lo vi primero!» «¡Gracias a mi lo atrapaste!».

Luego de unos momentos de discusión, el inuit propone que ambos tuniqs luchen entre sí, y se ofrece voluntariamente para saltar dentro de la cacerola del vencedor.

Entonces comienza la lucha más terrible de la historia del hombre, días y noches completas los tuniqs se golpean y se arrojan al suelo. Y con cada golpe y estrellón en el suelo de la tierra, ésta se moldeaba, formando profundos valles, suaves colinas y grandes quebradas.

La pelea no cesó por muchos días, hasta que cayeron agotados con el último gran golpe de sus cuerpos. El inuit, que esperaba pacientemente el final de la lucha, cuando vio a ambos gigantes exhaustos, atravesó sus corazones con flechas y regresó a su poblado.

Miles de años después, cuando ambos gigantes y este astuto inuit habían desaparecido de la faz de la tierra, las montañas y los valles continuaron en su lugar, dando testimonio de la gran lucha de los gigantes.

Fuente: Mitología Inuit

---------------------------------------------------------------

Algunas Actividades:

- Localizar quiénes son y donde vive el pueblo Inuit

- ¿Qué es un caribú?

- Dibujar o realizar en plastilina o arcilla como nos imaginamos a los persoanjes del cuento: el inuit, los duendes, los Tuniqs,...

- Contar este cuento con un tebeo o una presentación

- ¿Qué os parece la historia? ¿Os recuerda a algún otro cuento?

[1] Ella lo cuenta así: «Cuanto antes acostumbre uno a los niños a pensar en positivo, mejor... el «bote de la felicidad» (o»frasco de la felicidad") es una iniciativa muy bonita para practicar en familia. La idea es tener en casa un gran bote (o frasco), transparente, en el que cada noche todos los miembros metan una nota con lo bueno que les ha pasado a lo largo del día: que el repartidor de pizza ha sido particularmente amable, un abrazo chulo con un amigo o con tu hijo, un rato en un jardín, un baño con sales… cada uno tiene sus alegrías. Hay que escribir todos esos momentitos que habitualmente dejamos pasar, porque lo normal es que cada noche tu cerebro vaya a recordar lo malo, las decepciones del día, o una mirada desagradable de alguien, y meterlos en el bote.

El tiempo que se tarda en escribirlo permite al cerebro fijarlo. Tenemos memoria a corto plazo, a largo plazo, y lo que pasa es que todas estas cosas pasan tan deprisa… que no se fijan en la memoria. Las malas sí porque el cerebro las recuerda, les da vueltas. Pero las buenas no, por lo que es importante ser conscientes de este fallo de nuestro cerebro. Si entrenas a tus hijos desde pequeños a pensar en positivo, tienen algo muy importante que agradecerte. Es acostumbrarlos, igual que se lavan los dientes, a hacer de este gesto una rutina."



Comentarios
El origen de las montañas , Singajik, 5 de agosto de 2016

Muchísimas gracias por la información *-*

 [Comentar...]
El origen de las montañas , andrea estefania villarraga tovar, 4 de mayo de 2012

gras me sirbio para sustentar la materia perdida hermosa pagina sace 50 gracias su pagina

 [Comentar...]
> El origen de las montañas , pepaaa, 2 de mayo de 2009

ta super weno el reporte de las montañas

 [Comentar...]


Escribe tu comentario

moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]


^SUBIR^
 
^SUBIR^