CRA ALTA RIBAGORZA
HACEMOS ESTA WEB...
.: FORO :.
Últimos comentarios
Estás aquí: INICIOPADRES Y MADRESEscuela de Padres y Madres¿ES MI HIJO HIPERACTIVO?
¿ES MI HIJO HIPERACTIVO?
Pepe López
/ Miércoles, 15 de octubre de 2008

Profe del C.P. José A. Labordeta (Zaragoza) y miembro del M.R.P. “Aula Libre”

  ¿CÓMO SE PUEDE MEJORAR LA COMPRENSIÓN LECTORA?
  ¿Qué pueden hacer las familias para que lean sus hijos o hijas?
  ¿PERMITIMOS QUE SE RESPONSABILICEN LOS HIJOS?
  ¿QUÉ ES LA PEDAGOGÍA WALDORF?
  ¿ES ADECUADO QUE LOS NIÑOS TENGAN TELÉFONO MÓVIL?
  ¿EN QUÉ DIRECCIÓN VA LA EDUCACIÓN?
  ¿CÓMO ORGANIZAR UNA ESCUELA DE MADRES Y PADRES?
  ¿EN QUÉ CONSISTE EL MOVIMIENTO “SLOW” EN LA EDUCACIÓN?
VER TODOS >>>
  ¿CÓMO ACTUAR CON LOS HIJOS ADOLESCENTES?
  ¿POR QUÉ TENEMOS TANTAS DIFICULTADES PARA ESTABLECER LOS LÍMITES A LOS HIJOS Y A LAS HIJAS?
  ¿ENSEÑAMOS A LOS HIJOS E HIJAS A COCINAR?
  ¿QUÉ HACER ANTE EL ACOSO ESCOLAR?
  ¿CÓMO AYUDAR A LOS HIJOS A TENER AUTONOMÍA?
  ¿CÓMO ACTUAR ANTE LOS PROBLEMAS QUE SE PRESENTAN?
  El valor de la familia en el desarrollo temprano
  CARTA DE UN HIJO A TODOS LOS PADRES Y MADRES DEL MUNDO
VER TODOS >>>

Durante los últimos años en los medios educativos hay una palabra que se ha puesto de moda: la hiperactividad. Resulta relativamente frecuente escuchar expresiones como: “Mi hijo no para, quizá sea hiperactivo” o “Su hijo es muy movido, debería llevarlo a un especialista”.

La hiperactividad se caracteriza fundamentalmente por tener un nivel de actividad excesivo, dificultades de concentración y de atención y por la impulsividad.

Conviene saber que un niño muy movido no es obligatoriamente hiperactivo. Los niños y las niñas están creciendo, van de aquí para allá, les gusta investigar como funcionan las cosas y lo normal está en que no estén quietos y se muevan.

La preocupación de los padres y de las madres surge cuando el comportamiento de su hijo rompe el esquema y las expectativas que tenían sobre él. Muchas veces lo que les lleva a decir que son muy movidos o hiperactivos está más relacionado con la falta de paciencia, con la impotencia o con el sufrimiento que se activa en los padres al contemplar que no dejan de moverse, no se concentran, se muestran inquietos, no obedecen...

Cuando se presentan ese tipo de conductas resulta útil estudiar si tienen que ver: con un ámbito familiar convulsionado; con la existencia de un nivel de presión y de exigencia muy grandes; con no establecer una normas claras; con la falta de interés por los estudios...

Por otra parte, a muchos padres les cuesta aceptar a un hijo con una conducta diferente y, en general, no se ven preparados para cuidar y educar a un niño inquieto. A esto no ayudan las prisas, ni las propias frustraciones, ni el poco tiempo que se dispone para los hijos, ni la falta de espacio... Unos padres crispados tienden a crear un ambiente de pelea y tensión permanente, lo cual lleva a un distanciamiento en las relaciones y a aumentar los problemas.

Seguramente bastantes niños tratados como hiperactivos sean niños inquietos y movidos y su problema podría aminorarse, en gran medida, si los padres cambiaran de actitud, aprendieran a cuidarse e intentaran ver la situación desde una perspectiva distinta.
Si los padres parten de la aceptación de las características de su hijo y trabajan actividades como yoga, relajación o reeducación emocional, conseguirán crear un clima de más tranquilidad y los hijos rebajarán su nivel de actividad, tanto los “muy movidos” como los hiperactivos, aunque en algunos casos se necesite también acudir a algún especialista.



Comentarios

Escribe tu comentario

moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]


^SUBIR^
 
^SUBIR^