CRA ALTA RIBAGORZA
HACEMOS ESTA WEB...
Últimos comentarios en:
Escuela de Padres y Madres
¿QUÉ PODEMOS HACER ANTE LOS CELOS DE LOS HIJOS?, piripilo
¿QUÉ HACER PARA QUE LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS SEAN RESPONSABLES?, carina
¿POR QUÉ TENEMOS TANTAS DIFICULTADES PARA ESTABLECER LOS LÍMITES A LOS HIJOS Y A LAS HIJAS?, C@rolina
¿QUÉ HACER ANTE LA TOZUDEZ DE LOS HIJOS E HIJAS?
¿EN QUÉ CONSISTE PROTEGER Y SOBREPROTEGER A LOS HIJOS E HIJAS?, MarcelaJimenez
¿POR QUÉ NO HACEN CASO LOS HIJOS A LOS PADRES?, camila
¿CÓMO PODEMOS AUMENTAR LA PACIENCIA CON LOS HIJOS?, rocio
¿POR QUÉ SE ABURREN LOS HIJOS E HIJAS?, MADRE DE FAMILIA
CARTA DE UN HIJO A TODOS LOS PADRES Y MADRES DEL MUNDO, LUISANAYAVEGA
¿INFLUYEN LAS EXPECTATIVAS DE LOS PADRES SOBRE LOS HIJOS?, Juliana Gómez
¿EDUCAN BIEN LOS ABUELOS A SUS NIETOS?, rosario plasencia
¿POR QUÉ NO HACEN CASO LOS HIJOS A LOS PADRES?
ORIENTACIONES PARA MEJORAR EL LENGUAJE DE TUS HIJ@S, Diana
¿CÓMO MOTIVAR A L@S HIJ@S PARA QUE LEAN?, pablo
¿QUÉ PODEMOS HACER PARA REEDUCARNOS EMOCIONALMENTE? (I), Ruth
¿CÓMO PODEMOS REEDUCARNOS EMOCIONALMENTE? (y II), Hola mi nombre es Elizabeth
LAS RABIETAS, karina elias vega
¿QUÉ HACER PARA QUE MI HIJA SE GUSTE A SÍ MISMA?, Catalina Lizano
AUTOCONCEPTO Y AUTOESTIMA, adriana
Guía para familias con hij@s adolescentes, MAR
¿CÓMO MEJORAR LAS RELACIONES CON LOS HIJOS?, Papa desesperado
ENURESIS NOCTURNA, Pepita
¿ENTIENDEN LOS HIJOS CÓMO LES EDUCAN SUS PADRES?, yolanda
¿POR QUÉ SOBREPROTEGEMOS A LOS HIJOS?, DAVID DIAZ
¿VA BIEN “DAR UNA BOFETADA A TIEMPO” A LOS HIJOS?, jose
¿EDUCAMOS ADECUADAMENTE PARA LA SEXUALIDAD?, chia
DESARROLLO SEXUAL EN LA INFANCIA, el santo
¿POR QUÉ SE ROMPE LA COMUNICACIÓN CON LOS HIJOS?, Especialista en conducta de jovenes
¿PERMITIMOS QUE SE RESPONSABILICEN LOS HIJOS?, Sandra Gonzàlez
¿QUÉ HACER ANTE EL ACOSO ESCOLAR?, David
¿CÓMO PRESENTAR LA MUERTE A LOS NIÑOS?, NELLY
¿CÓMO PLANTEAR A LOS HIJOS LA SEPARACIÓN DE SUS PADRES?
¿POR QUÉ ESTÁN LOS PADRES Y LAS MADRES ALGO DESORIENTADOS?, soy eli, la madre de una niña de 7 años-
¿CÓMO AYUDAR A LOS HIJOS A TENER AUTONOMÍA?, mujer enojada
¿CÓMO ACTUAR CUANDO EL PADRE Y LA MADRE TIENEN CRITERIOS DISTINTOS?, ’? olmos
¿Conviene darles paga a los hijos?
¿CUÁL DEBE SER EL PAPEL DE LOS PADRES CON LOS “DEBERES ESCOLARES”?, anto
¿ES ADECUADO QUE LOS NIÑOS TENGAN TELÉFONO MÓVIL?, hanna delgado
¿CÓMO MOTIVAR A LOS CHICOS Y CHICAS POR EL ESTUDIO?, patricia
¿QUÉ PODEMOS PERMITIR A LOS HIJOS?, Mama
¿LE REGALAMOS UN TELÉFONO MÓVIL AL NIÑO?, isa
¿CÓMO ESTABLECER LOS LÍMITES MEDIANTE PACTOS?, maria clara miranda
¿QUÉ INCONVENIENTES PRESENTA LA TV PARA LOS CHICOS?, LUlu
¿POR QUÉ HAY NIÑOS QUE PRESENTAN PROBLEMAS CON LA COMIDA?, Adibeja
¿CÓMO PREPARARSE PARA CUANDO LOS HIJOS SE VAYAN DE CASA?, alexa
¿CÓMO COMBATIR EL ESTRÉS DE LOS PADRES Y DE LOS HIJOS?, VJ Macisoman
¿CÓMO APRENDER A DEJAR EL SENTIMIENTO DE CULPA?
¿QUÉ HACER CON LOS HIJOS EN VACACIONES?, Ginger
¿CÓMO AFRONTAR LOS PRIMEROS DÍAS DEL CURSO ESCOLAR?, David
¿CÓMO EDUCAR PARA EL TIEMPO LIBRE?, Carlos Flores
Alimentación infantil, gemma yitzel
¿POR QUÉ LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS RECLAMAN TANTA ATENCION?, viviana
¿POR QUE TENEMOS TANTAS DIFICULTADES PARA ESTABLECER LOS LIMITES A LOS HIJOS Y A LAS HIJAS?
¿POR QUÉ SE BURLAN UNOS CHICOS DE OTROS?, ladyfan
Prevención de alteraciones en el lenguaje, luna maria cristina
¿SE SIENTEN LOS NIÑOS SUFICIENTEMENTE QUERIDOS POR SUS PADRES?, ionela
¿POR QUÉ LOS PADRES/MADRES NECESITAN APOYAR AL PROFESORADO?, panda
¿QUÉ PODEMOS HACER ANTE LAS PELEAS DE LOS HIJOS E HIJAS?, CARMEN
¿CÓMO ORGANIZAR UNA ESCUELA DE MADRES Y PADRES?, aida
¿POR QUÉ LES CUESTA A LOS NIÑOS ACEPTAR A UNA MADRASTRA O PADRASTRO?
¿POR QUÉ MIENTEN LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS?, Flor del Rocío Villarreal Cadena
¿CÓMO HACER PARA QUE LOS CHICOS APRENDAN A RESPETAR?, la chikis
¿CÓMO AUMENTAR LA AUTOESTIMA PROPIA Y DE LOS HIJOS?
¿EN QUÉ CONSISTE LA “ENSEÑANZA EN CASA”?, agamenon13
¿CÓMO VEN LOS HIJOS A SUS PADRES Y MADRES?
¿SABEMOS CUIDAR EL CAMPO EMOCIONAL DE LOS HIJOS? , Grecia
¿CÓMO HACER PARA QUE LOS HIJOS ADMINISTREN BIEN SU PAGA?, Elisenda
¿SE EDUCA EL SENTIDO DEL HUMOR?, Lluís
¿Es mi hijo o hija superdotado?, Lorena
¿En qué consiste la mediación escolar?, belen diaz
Las Mentiras en los niños, Patri
Guía de juguetes por edades y recomendaciones para su compra, nadia
¿Por qué los niños no valoran lo que tienen?, nursetoledo
¿Cómo hacer para que los niños coman bien?, angyels
¿PREPARAMOS A LOS NIÑOS PARA LA ADOLESCENCIA?, Yo soy Luis Catalán
¿QUÉ NECESITAN SABER LOS PADRES PARA EDUCAR A LOS HIJOS?, MMZ
¿HABLAN LOS PADRES DE LA SEXUALIDAD CON SUS HIJOS?, http://porunasupervidasexual.com/blog/
Efectos del Cambio de País o residencia, CRISTINA
¿CÓMO ACTUAR ANTE LA QUEJA?, carla
¿CÓMO LLEGAN LOS JÓVENES AL PASOTISMO?, Salvador Vega
¿CÓMO ACTUAR ANTE LOS PROBLEMAS QUE SE PRESENTAN?, taliha
¿QUÉ HACER PARA QUE LOS CHICOS LLEVEN BIEN EL CURSO?, Ana
¿QUÉ RESPONSABILIDADES NECESITAN ASUMIR LOS NIÑOS EN CASA?, martina stoesel
¿QUÉ PODEMOS APRENDER LOS PADRES DE LOS HIJOS?, yuly
¿QUÉ HACER CON LOS HIJOS LOS FINES DE SEMANA?, Sandra
¿PARA QUÉ CONTAR O LEER CUENTOS A LOS NIÑOS?
¿QUÉ VENTAJAS E INCONVENIENTES TIENEN LOS HIJOS ÚNICOS?, tryny
¿CÓMO ACTUAR CON LOS HIJOS REBELDES?, Rosa
¿CÓMO CONDUCIRSE CUANDO LOS HIJOS PRESENTAN PROBLEMAS?, jose
¿CÓMO ACTUAR CON LOS HIJOS ADOLESCENTES?, BELINDA
¿POR QUÉ SE NECESITAN LAS NORMAS Y CÓMO ELABORARLAS?, Tamara
¿CÓMO AYUDAR A LOS NIÑOS CON SUS SUFRIMIENTOS?, lbertha mundo solano
¿SOMOS CONSCIENTES LOS PADRES DE CUÁNDO SOBREPROTEGEMOS A LOS HIJOS?, Maritza Díaz Casapia
¿SON EDUCATIVOS LOS CASTIGOS?, soledad
¿QUÉ ES LA PEDAGOGÍA WALDORF?, kevani
¿TIENE EFICACIA LA REPETICIÓN DE CURSO?, Alejandra
¿CÓMO ENSEÑARLES BUENOS MODALES A LOS CHICOS?, anonimo
¿RESULTA ÚTIL EL SUFRIMIENTO DE LOS PADRES Y DE LAS MADRES?, biblioteca de estadilla
¿LES AYUDAMOS A LOS HIJOS E HIJAS A SENTIRSE CAPACES Y VALIOSOS?, lilia
¿SE EDUCA EN EL RESPETO A LA MULTICULTURALIDAD?
¿QUÉ BENEFICIOS TIENE PARA LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS JUGAR AL AJEDREZ?, Joaquin Gorreta
¿EN QUÉ CONSISTE EL MOVIMIENTO “SLOW” EN LA EDUCACIÓN?, Hanna
¿Qué debe saber un niño (o una niña) de 4 años?, Adamaris- Zafiro
Estás aquí: INICIOPADRES Y MADRES Escuela de Padres y Madres PÁGINA:  [1] 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >
Escuela de Padres y Madres
Actualizado el Miércoles 28 de septiembre de 2016.

Próximas charlas y talleres en la escuela de Sahún
joseluis / Jueves, 29 de septiembre de 2016

Este curso retomamos las charlas y actividades de «Educando(nos) juntas» en la escuela de Sahún.

De momento, el próximo 4 de octubre a las 17’30 en el cole, ayudaremos a quienes quieran probar e instalar software libre en sus ordenadores.

Será un

TALLER DE INSTALACIÓN DE SOFTWARE LIBRE

en el que usaremos Colebuntu como sistema operativo.

Si vas a traer tu ordenador NECESITAMOS SABER CON TIEMPO SI TIENE LECTOR DE DVD para preparar los instaladores.

Si quieres aprender a instalarlo y llevarte un pendrive para instalarlo en otros ordenadores tráete uno y lo dejaremos preparado.

Para cualquier duda puedes escribir a coledesahun@gmail.com o enviarnos un «telegram».


El martes 18 de octubre a las 17’30, en el cole, hablaremos sobre educación desde una perspectiva de comunidad educativa y partiendo de los planteamientos, la organización, la metodología y la experiencia de nuestro cole en estos últimos años. Todo ello recogido en la presentación:

«Educando(nos) juntas»


Y nos gustaría tener otra charla, sin fecha todavía, sobre

«Primeros auxilios para niños y niñas»

Cuando la tengamos organizada seguiremos informando.

Estáis invitadas a todas ellas. Nos vemos ;-)

| 71 visitas | comentar

¿Qué debe saber un niño (o una niña) de 4 años?
joseluis / Lunes, 23 de septiembre de 2013

Acabo de leerlo en «El Huffington Post» y pienso que merece la pena leerlo:

Autora: Alicia Bayer
Bloguer en ’A Magical Childhood

«Hace poco, en un foro sobre la educación de los hijos, leí una entrada de una madre preocupada porque sus hijos, de cuatro años y año y medio, no sabían lo suficiente.»¿Qué debe saber un niño de cuatro años?", preguntaba.

Las respuestas que leí no solo me entristecieron sino que me irritaron. Una madre indicaba una lista de todas las cosas que sabía su hijo. Contar hasta 100, los planetas, escribir su nombre y apellido, y así sucesivamente. Otras presumían de que sus hijos sabían muchas más cosas, incluso los de tres años. Algunas incluían enlaces a páginas con listas de lo que debe saber un niño a cada edad. Solo unas pocas decían que cada niño se desarrolla a su propio ritmo y que no hay que preocuparse.

Me molestó mucho que la respuesta de esas mujeres a una madre angustiada fuera añadirle más preocupación, con listas de todo lo que sabían hacer sus hijos y los de ella no. Somos una cultura tan competitiva que hasta nuestros niños en edad preescolar se han convertido en trofeos de los que presumir. La infancia no debe ser una carrera.

Por todo ello, he decidido proponer mi lista de lo que debe saber un niño (o una niña) de cuatro años:

  1. Debe saber que la quieren por completo, incondicionalmente y en todo momento
  2. Debe saber que está a salvo y debe saber cómo mantenerse a salvo en lugares públicos, con otra gente y en distintas situaciones. Debe saber que tiene que fiarse de su instinto cuando conozca a alguien y que nunca tiene que hacer algo que no le parezca apropiado, se lo pida quien se lo pida. Debe conocer sus derechos y que su familia siempre le va a apoyar.
  3. Debe saber reír, hacer el tonto, ser gamberro y utilizar su imaginación. Debe saber que nunca pasa nada por pintar el cielo de color naranja o dibujar gatos con seis patas.
  4. Debe saber lo que le gusta y tener la seguridad de que se le va a dejar dedicarse a ello. Si no le apetece nada aprender los números, sus padres tienen que darse cuenta de que ya los aprenderá, casi sin querer, y dejar que en cambio se dedique a las naves espaciales, los dinosaurios, a dibujar o a jugar en el barro.
  5. Debe saber que el mundo es mágico y ella también. Debe saber que es fantástica, lista, creativa, compasiva y maravillosa. Debe saber que pasar el día al aire libre haciendo collares de flores, pasteles de barro y casitas de cuentos de hadas es tan importante como practicar la fonética. Mejor dicho, mucho más.

Pero más importante es lo que deben saber los padres: ...sigue


¿CÓMO HACER CON LOS HIJOS EN VACACIONES?
Pepe López / Jueves, 1 de diciembre de 2011

ninoaburridoLos padres y las madres casi nunca tienen “vacaciones” de sus hijos, ya que tanto en los fines de semana como cuando ellos tienen sus vacaciones, necesitan seguir atendiéndoles. Por eso, y sobretodo en el verano, bastantes padres tienen que hacer complicados equilibrios organizativos, especialmente en el periodo en el que no coinciden las vacaciones escolares con las suyas.

Las vacaciones es un tiempo para ser aprovechado de formas variadas y conviene hacer una planificación, de manera conjunta entre los padres y los hijos, sobre las actividades a realizar y la manera de desarrollarlas.

Ciertos padres quieren que sus hijos estén ocupados de forma casi permanente, por eso tienden a matricularles en muchas actividades en el curso escolar y hacen algo parecido durante el verano.

Resulta útil que ...

| 362 visitas | comentar | sigue >>>

¿Qué pueden hacer las familias para que lean sus hijos o hijas?
Pepe López / Lunes, 21 de noviembre de 2011

leyendoLos centros especializados en el fomento de la lectura suelen elaborar listas de libros, clasificados por edades y/o por temas, que sirven de orientación a los padres. Dichas listas son de gran utilidad, sin embargo, los padres no pueden limitarse a ir a una librería y comprar alguno de los títulos que allí figuran. Necesitan, además, conocer y tener en cuenta la madurez e intereses de sus hijos, junto al tipo de lecturas que les atraen: cuentos, comics, poesías, aventuras, intriga…

Una de las formas con las que los niños y las niñas pueden incorporar el placer por la lectura es la del contagio. Si los padres sienten la magia del cuento y de la poesía, resulta probable que, cuando cuenten o canten algo a sus hijos, el duende lector se instale en ellos, y lo haga de forma permanente.

Para crear hábitos lectores va bien que los padres fijen unos tiempos y unos espacios, para leer en familia y/o para contarles cuentos a los niños.

En el tema de la lectura conviene actuar también con respeto y con sentido de la realidad. A veces, el interés del profesorado y de los padres para que los niños lean es tan grande, que exageran lo que conlleva la lectura. Por ejemplo, les dicen:

| 406 visitas | comentar | sigue >>>

¿SE PREPARA A LOS NIÑOS PARA TOMAR DECISIONES?
Pepe López / Viernes, 27 de mayo de 2011

decisionesA veces escuchamos expresiones, como: “Y tú, ¿qué harías?”, “No sé qué hacer”, “Es que… no sé”, las cuales suelen indicar que, quién las dice, tiene dificultades para decidir.

Va bien distinguir entre la duda racional o la duda como método que plantea Descartes, de la duda emocional, la cual se caracteriza por: falta de confianza en uno mismo, sentirse dominado por otros, cambio frecuente de opinión o de decisión o pedir continuamente consejos.

Los fundamentos de la indecisión son variados, pero hay uno de ellos que es bastante dañino: la sobreprotección. Las niñas y los niños sobreprotegidos no pueden entrenarse en elegir porque los padres, de manera continuada, deciden por ellos la ropa que se ponen, los libros que leen, etc., con lo que, sin darse cuenta, les están incapacitando en esa parcela.

Los niños necesitan dar los pasos oportunos para conocer el funcionamiento de las cosas y experimentar las consecuencias de sus actuaciones. Si esto no se hace así, cuando tienen que enfrentarse a situaciones en las que no está el padre o la madre, suelen sentir miedo, inseguridad o dificultades para decidir. Entonces necesitan a alguien que les diga qué hacer, cómo, cuándo..., lo cual les genera mucha dependencia, limita su autonomía y merma su autoestima.

Cuando alguien tiene duda emocional entre dos o más opciones, lo que corresponde es procurar centrarse e incorporar la certeza interior, para lo cual se hace preciso aprender a confiar en la propia sabiduría e intuición, y dejar atrás las vivencias de inseguridad y de falta de confianza en uno mismo.

Para trabajar la seguridad y la determinación se empezará invitando a los niños a que tomen pequeñas decisiones: si pinta el dibujo azul o verde, si prefiere borraja o judías verdes… Después conviene ayudarles a analizar las ventajas e inconvenientes de las posibles decisiones y, finalmente, a asumir las consecuencias de las mismas, las cuales será adecuado analizar para cuando haya situaciones parecidas.

También va bien que los padres escriban en un lugar visible y repitan a sus hijos, si es posible haciendo una relajación, estas frases: “Aprendo a tener confianza en mí”, “Lo que decida estará bien”, “Aprendo a tener determinación” y “Necesito aprender a proteger mis propios criterios”.

| 997 visitas | comentar

¿EN QUÉ CONSISTE EL MOVIMIENTO “SLOW” EN LA EDUCACIÓN?
Pepe López / Miércoles, 18 de mayo de 2011

slow-downEl movimiento “slow” apareció como respuesta alternativa a la comida rápida. Posteriormente esa filosofía fue extendiéndose a los modelos de vivienda y de ciudad y, recientemente, ha llegado a la educación.

En esencia esta corriente cultural propugna: huir de las prisas, utilizar las nuevas tecnologías para ganar tiempo para el desarrollo personal y gestionar de forma diferente el tiempo, sin ser víctimas del mismo. También destaca por la defensa del medio ambiente, por el uso de las energías renovables y por una alimentación basada en los productos ecológicos y de temporada.

Algunos padres y madres piensan que cuanto antes empiecen los niños una actividad, más aprenderán y que si hacen muchas actividades, aprenderán mucho más. La estimulación temprana puede ser útil para trabajar determinados aspectos pero, si se fuerzan los procesos naturales de aprendizaje, resulta contraproducente. Por ejemplo, cuando se pretende que los niños aprendan a leer sin tener la madurez suficiente.

Por otra parte, los programas escolares están excesivamente cargados pues, para el mismo tiempo lectivo, a las asignaturas tradicionales se han ido sumando otras, como: las nuevas tecnologías, el segundo y el tercer idioma, la educación para la ciudadanía, la religión islámica y la evangelista…Sin olvidarnos de los “deberes escolares” ni de las actividades extraescolares.

Ante esta panorámica se vuelve la mirada hacia Finlandia, país en el que el alumnado obtiene buenos resultados académicos, pero empezando la escolarización a los siete años y teniendo menos deberes y menos horas de clase que en los centros españoles.

El movimiento por una educación lenta aboga por dejar creencias, como: “Cuanto antes y cuanto más, mejor”, ya que se corre el riesgo de llevar a los niños hacia la hiperactividad y la ansiedad.

Conviene que los padres distingan entre sus expectativas e intereses y las necesidades de los chicos. Éstos no precisan tener una continua planificación de actividades, bien para que estén siempre ocupados o para que adquieran más y más conocimientos.

Los niños requieren tiempos y espacios para jugar de forma espontánea e ir descubriendo el mundo a su ritmo. A la vez se les motivará para que abran las puertas de la creatividad, de la reflexión, de la paciencia y para que disfruten cada momento.

| 1775 visitas | 2 comentarios | comentar

¿CÓMO ACTUAR CON MI HIJA PREADOLESCENTE?
Pepe López / Miércoles, 11 de mayo de 2011

preadolescenteSe puede observar, y así lo avalan algunos estudios, que se ha adelantado la adolescencia. Por eso, a partir de los once años, empiezan a ser habituales conductas propias de los adolescentes, primero en las niñas y poco después en los niños. Entre ellas destaca un afán consumista, centrado sobre todo en el vestir.

Al tener comportamientos diferentes, y a veces inadecuados, los padres suelen estar un poco desconcertados. Probablemente recriminen a sus hijos o les castiguen y, como resultado de ello, los chicos se perciban incomprendidos. Este sentimiento de incomprensión, junto a la necesidad de independencia, suele servir para distanciarse de los padres y volcarse más en los amigos y amigas.

En esta etapa de desarrollo de la vida de los chicos, en la que empiezan a dejar de ser niños pero aún no son “adultos”, los padres precisan estar especialmente hábiles. Lo mejor es que aprendan a no tomarse algunos comportamientos de sus hijos como algo personal contra ellos, sino como parte de su proceso evolutivo.

Quizá se cansen de las “peleas” con sus hijos, sin embargo, necesitan tener paciencia, pues no es un momento para abandonar ni para dejar de educar como lo venían haciendo. Las normas y los límites son necesarias, si bien, precisarán hacer algunas modificaciones para acomodarse a la nueva situación. El diálogo, la comunicación, el respeto y los pactos estarán continuamente presentes, ya que resulta fundamental que los chicos sientan a sus progenitores como aliados y no como “enemigos”.

El padre y la madre continúan siendo unos referentes importantes para los chicos, pues siguen necesitando su amor incondicional, junto a su apoyo y orientación. Por tanto, los padres procurarán hacer con ellos lo que sirva para ayudarles: mostrarles el cariño, dejar la queja, considerarles responsables y capaces, respetarles en su evolución, felicitarles los avances, escucharles con el corazón y sin emitir juicios, vivirlos valiosos como personas aunque tengan conductas a modificar…

Irá bien que los padres compartan con sus hijos tiempos para hacer alguna actividad de interés común: jugar al ajedrez, ver un programa de televisión o comentar sus experiencias de cuando tenían una edad parecida. Y, si hay más de un hijo o hija, convendrá que les dediquen ratos específicos a cada uno de ellos.

| 1699 visitas | comentar

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE PARA LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS JUGAR AL AJEDREZ?
Pepe López / Domingo, 13 de marzo de 2011

2922263498_8831ee17e4
Jugar al ajedrez resulta una actividad muy interesante para los niños y las niñas pues, además de servirles de entretenimiento y de diversión, posibilita que desarrollen una serie de habilidades y de capacidades.

En algunos países le dan mucha importancia al ajedrez, ya que figura en los programas educativos como asignatura optativa y, en otros, tienen diseñados proyectos específicos para su promoción entre los escolares. Los expertos recomiendan que los niños se inicien en el ajedrez a partir de los cuatro años.

Entre los beneficios que adquieren quienes lo practican está el desarrollo de la memoria, ya que les resulta muy útil retener jugadas de partidas anteriores. Asimismo fomenta el aumento de la atención y de la concentración, pues un pequeño descuido puede significar la pérdida de la partida.

Además sirve para que los niños caigan en cuenta que, como ocurre con cualquier actividad, en el ajedrez se requiere planificar y valorar las diferentes opciones y elegir la que se considere mejor. Se precisa tener una visión de conjunto de la partida en cada momento y una perspectiva de futuro, ya que se darán resultados distintos si mueven una u otra pieza. Por tanto, otra de las virtudes que aporta la práctica del ajedrez es que ayuda a la adaptación a nuevas situaciones, pues el tablero va presentando una configuración de cambio permanente.

Por consiguiente, los jugadores necesitan utilizar la imaginación y pensar de manera organizada cada uno de los movimientos que hagan, pues sus decisiones, al igual que en la vida real, tienen unas consecuencias de las que necesitan responsabilizarse. A diferencia de los deportes de equipo, que cuando se pierde se tiende a echar la culpa al árbitro o a las malas artes del equipo contrario, en el ajedrez no caben esas escusas dado que se juega solo.

En el ajedrez hace falta tiempo para estudiar las jugadas más oportunas, por lo que se fomenta la paciencia y la constancia, y no caben ni la precipitación ni el abandono.

Como el ajedrez implica aceptar unas normas y, también, los propios límites, va bien practicarlo tomándolo como un pretexto para superarse y crecer intelectual y emocionalmente. Por tanto, no procede dejarse llevar por la frustración o el enfado cuando se haya perdido una torre, un alfil o la partida.

| 1418 visitas | 1 comentario | comentar

¿QUÉ APORTA EL CÁLCULO MENTAL A LOS CHICOS Y A LAS CHICAS?
Pepe López / Domingo, 6 de marzo de 2011

manolito1
Vivimos en una sociedad en la que abundan: los porcentajes, los descuentos, las estadísticas… Por consiguiente, cada día nos encontramos ante situaciones en las que necesitamos hacer cálculos, en ocasiones de manera rápida. Por ejemplo, para comprobar si nos han dado bien las vueltas de la compra, para ver si han aplicado el descuento anunciado en las rebajas, o para saber el coste de una serie de productos.

Estos cálculos resultan fáciles si se dispone de una calculadora, o si se tiene papel y un bolígrafo y se domina el cálculo escrito. Sin embargo, si no se dispone de ninguno de ellos, irá muy bien utilizar el cálculo mental. Además, para lograr más autosuficiencia y menos dependencia de algunos aparatos e instrumentos, conviene propiciar en los chicos una conducta más activa ante los actos cotidianos que requieran de algún tipo de cálculo.

En la escuela, en general, se tiende a hacer hincapié en el cálculo escrito y se practica menos el cálculo mental. Quizá por ello, se observa que existe una tendencia a hacer cálculo mental como si se estuviera haciendo cálculo escrito.

El dominio del cálculo mental es una de las competencias básicas que se establece para los chicos y chicas de primaria y secundaria. Lo fundamental está en que conozcan distintas formas de operar con los números y que, para cada cálculo mental, apliquen la que resulte más adecuada. Todas estas actividades ayudan para que los chicos alcancen mayores niveles de atención y de concentración; y aumente su memoria, agilidad mental y su imaginación matemática.

Se puede hacer cálculo mental para resolver problemas sencillos conociendo una serie de técnicas. Las hay muy simples, por ejemplo, saber que para dividir por cinco se divide por diez y se multiplica por dos; o cuando en una suma de dos números, si uno de ellos está próximo a una decena, se completa hasta llegar a la misma y se le restan esos números al otro sumando.

Desde hace mucho tiempo se conoce que aquellos países que inician muy pronto a los niños y niñas en el cálculo mental, como China o Japón, suelen destacar por su alta capacitación para las matemáticas.

Los padres y las madres pueden colaborar en que los niños aprecien y dominen el cálculo mental, convirtiéndolo en una especie de juego y practicándolo unos minutos al día.

| 771 visitas | comentar

¿SE EDUCA EN EL RESPETO A LA MULTICULTURALIDAD?
joseluis / Domingo, 30 de enero de 2011

dibujo20paz20semana20cultural2
En la actualidad hay muchos chicos y chicas que conviven con compañeros de culturas y de procedencias variadas. Se puede observar que, cuando dicha convivencia empieza en Educación Infantil, los niños viven con naturalidad esa situación y no se presentan problemas por el hecho de haber nacido en otro país o por tener otro color de piel. También ayuda que desde los centros escolares se haga especial hincapié en el respeto y en la tolerancia, como pilares básicos para la convivencia.

Las personas solemos considerar nuestra cultura como la mejor y, aunque critiquemos algunos aspectos de la misma, la defendemos si alguien de fuera la cuestiona. Tenemos la mente dualizada, entrenada en ver más lo negativo y en no aceptar las diferencias, ya que se toman como base creencias como: “O estás conmigo o estás contra mí” o “No hay suficiente para todos”. Todo ello lleva a un registro interno de escasez, lo cual supone que la discriminación y la exclusión pueden darse con relativa facilidad, ya que no nos caben todas las personas, ni sus formas de entender la vida, ni en la cabeza ni en el corazón.

(Muchas veces la discriminación de colectivos o de personas no viene por tener una cultura diferente, sino por tener pocos recursos económicos).

El respeto a la diversidad comienza a entenderse y a ejercitarse dentro de la propia familia, ya que suelen darse diferencias evidentes, muchas veces entre los propios hermanos.

El papel que jueguen los padres, tanto en el tratamiento de las diferencias entre los miembros de la propia familia, como ante los comentarios que hagan a sus hijos sobre sus compañeros “diferentes”, va a resultar determinante. Vivir al otro como riqueza y aceptar que hay formas variadas de resolver los problemas y de establecer las relaciones, se constituyen en valores importantes.

A veces son los prejuicios los que llevan a la intolerancia y a la discriminación, por eso es importante conocer al otro.

Hoy resulta fácil relacionarse con personas de otras culturas y conocer sus comidas, sus costumbres o sus manifestaciones artísticas. También puede hacerse visitando exposiciones, yendo a conciertos o leyendo o escuchando sus cuentos y su historia. Y, si hay ocasión, se pueden visitar otros países, pues viajar se constituye en una buena escuela para la tolerancia.

| 2608 visitas | 3 comentarios | comentar

¿LES AYUDAMOS A LOS HIJOS E HIJAS A SENTIRSE CAPACES Y VALIOSOS?
Pepe López / Domingo, 23 de enero de 2011

capaces
Bastantes niños y niñas viven experiencias, que sin ser necesariamente traumáticas, pueden dejarles huellas importantes en alguna parcela de su personalidad. Me refiero a las consecuencias de algunos mensajes que los padres o los profesores dirigen a los niños, bastantes de los cuales, aunque estén orientados a estimularles o intenten corregir algunas conductas, pueden tener resultados diferentes a los esperados.

La tarea de educar resulta compleja y no ofrece garantías plenas de que educando de una manera específica habrá un resultado concreto. La realidad nos muestra lo difícil que resulta a veces que un niño asuma determinadas actitudes y comportamientos y, por el contrario, en otros casos un simple comentario puede resultar suficiente para que le quede grabado como programa de vida.

En educación sólo podemos hablar de probabilidades. Se sabe que incidiendo en una dirección determinada aumentan las posibilidades de que se produzcan los efectos esperados. Por tanto, los mensajes que los padres y el profesorado dirijan a los niños necesitan estar impregnados de confianza en ellos, de sentirlos con capacidad para solucionar sus problemas y para mejorar personalmente.

Los mensajes positivos sirven para que los niños descubran habilidades que están dormidas o para reforzar otras de las que ya tenían consciencia. Sin embargo, cuando contienen crítica o infravaloración, los niños quizá incorporen cualidades como la inutilidad o la minusvalía en alguna faceta, como si fuera una de sus señas de identidad (desordenado, vago,…). También cuando los padres no permiten que los niños hagan sus tareas y las hacen por ellos, ya que les están incapacitando con su sobreprotección.

Lo más importante para un niño es sentirse aceptado por los compañeros y que les llegue el amor de los padres de forma nítida. Si esto no se da así hará cualquier cosa para conseguir, cuando menos, la atención de los cercanos.

Si a los niños y a las niñas se les da participación, se les permite que se responsabilicen de sus tareas y resuelvan sus problemas, si se les quiere de manera incondicional y se les vive valiosos y capaces, ellos se sentirán que tienen límites, y también se sentirán con poder interno, con seguridad y con confianza en sí mismos y podrán tener una autoestima ajustada.

| 1281 visitas | 1 comentario | comentar

¿ENSEÑAN LOS PADRES A SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS A SUS HIJOS?
Pepe López / Jueves, 13 de enero de 2011

hijo-hablando-al-padre-dibujos-para-colorearA la hora de orientar la solución de los problemas de los hijos, generalmente los padres y las madres inciden más en la parte teórica de los mismos que en la parte práctica.

¿De qué sirve que el padre repita a su hijo que no le deje las pinturas a un compañero de clase, porque no se las devuelve, si cuando se las pide no se atreve a decirle que no? Tampoco le sirve de ayuda a un chico si sus padres le indican que si otro chico le pega, que se defienda pegando, cuando las normas del colegio dicen lo contrario y, además, si lo hace puede estar incurriendo en una falta grave.

Para orientar la solución de dichos problemas se requiere analizarlos, tomando en consideración el contexto en el que se dan y las emociones que subyacen. Seguidamente se estudiarán las posibles soluciones, las cuales estará bien ensayar para cada caso.

En otras ocasiones los padres necesitan asegurarse de que los chicos han entendido bien lo que les piden. Si les dicen que ordenen su habitación o que frieguen la cocina, previamente les ha tenido que explicar en qué consiste “ordenar” y “fregar”, pues puede que los padres tengan una forma distinta de hacerlas a la de los hijos, ( y que en algunos casos estará bien respetar).

A veces se resuelven algunos incidentes dando a los chicos una nueva oportunidad de repetir una acción, pero ahora haciéndolo de manera adecuada: no gritando, recogiendo algo que ha tirado o haciendo una tarea olvidada.

Otro tipo de problemas, como la ropa que se ponen los niños o el horario para hacer las tareas del colegio, pueden solventarse permitiéndoles participar y elegir. A veces son los propios padres los que crean los conflictos por no mostrar un poco de tolerancia y de flexibilidad. ¿Qué dificultad hay que los niños elijan la ropa que se ponen (entre las opciones que los padres consideren adecuadas), o que empiecen las tareas del colegio media hora antes o después?

El pacto entre los padres y los hijos suele ser una de las mejores formas de evitar sufrimientos y de solucionar problemas. Los niños tienen su propio criterio sobre las cosas, el cual necesitan expresar, y también sentirse tenidos en cuenta. Cuando se cuenta con ellos y se sienten respetados, muestran una actitud mucho más colaboradora que cuando se les intenta imponer lo que han de hacer.

| 2661 visitas | comentar

¿RESULTA ÚTIL EL SUFRIMIENTO DE LOS PADRES Y DE LAS MADRES?
Pepe López / Domingo, 5 de diciembre de 2010

depresion8 Podemos observar que en nuestra cultura el sufrimiento está considerado como normal y “necesario”, y que, cuando se dan problemas, dicho sufrimiento es mayor cuanta más cercanía familiar existe. Por eso si algunos padres o madres no se preocupan y sufren cuando los hijos viven algún tipo de dificultad, aunque sea pequeña, se puede llegar a pensar de ellos que no tienen sentimientos o que no quieren a sus hijos.

Como consecuencia de esa mentalidad, los hijos se pueden convertir en unos activadores continuos del sufrimiento de los padres y de las madres, dado que se presentan problemas de forma permanente. Por ejemplo: si no comen; si tienen alguna dolencia; cuando piensan que les puede pasar algo malo; si no tienen los resultados académicos que esperan; o cuando se comportan de manera inadecuada. También los padres pueden tener vivencia de culpa, por lo que han hecho con los hijos o por lo que podían haber hecho y no hicieron en su momento.

Vemos que en ocasiones el sufrimiento se activa con dificultades importantes, pero en otras con una simple palabra o con un gesto.
Si nos preguntarnos: ¿en qué ayuda el sufrimiento a los padres para resolver las dificultades que muestran sus hijos?, la respuesta parece clara: en nada. Al contrario, ya que, además del dolor que soportan, pierden capacidad para solucionar dichas dificultades. Además, los hijos también captan los sentires de sus padres y suelen incorporarlos a su programa emocional.

Por tanto, si el sufrimiento no ayuda, lo que procede es empezar a dejarlo, para lo cual se requiere orientación y apoyo. Para comenzar pueden resultar útiles las siguientes consideraciones:

  • Observar que se van presentado estados emocionales: miedo, culpa…, con los que uno sufre, y son tan habituales que los consideramos “normales”.
  • Trabajar para incorporar la creencia de que el sufrimiento, aunque esté en nosotros, no nos corresponde.
  • Partir de que, igual que dedicamos tiempo y energía a atender las necesidades físicas, se requiere también atender al campo emocional propio y el de los hijos e hijas.
  • Transformar dichos sufrimientos en emociones que vayan en dirección opuesta a dicho sufrimiento. Por ejemplo, cambiar la culpa por vivirse inocente; el miedo por sentir entereza y seguridad interna; o el enfado por ver lo positivo y tener tolerancia.
| 941 visitas | 1 comentario | comentar

¿SE EDUCA PARA LA IGUALDAD A LOS NIÑOS Y A LAS NIÑAS?
Pepe López / Jueves, 28 de octubre de 2010

Educar en igualdadÚltimamente en los foros educativos se habla menos de la necesidad de educar a los niños y a las niñas en la igualdad de género. Parece como si dicha igualdad ya se hubiera alcanzado y no fuera preciso mantener ese discurso.

Resulta evidente que desde el último cuarto del siglo XX ha habido un avance significativo para favorecer la igualdad entre hombres y mujeres. Se han hecho cambios legislativos al respecto y progresivamente se va cambiando la antigua mentalidad.

Sin embargo, se puede observar que en bastantes actividades cotidianas, todavía se mantienen inercias del pasado. ¿Quién limpia, compra y cocina en casa fundamentalmente? ¿Quiénes asisten sobretodo a las tutorías y reuniones del colegio? ¿Las madres o los padres? Y, paradójicamente, ¿quiénes forman parte de la Junta de la Asociación de madres y padres, o del Consejo Escolar y de los equipos directivos de los centros escolares? En el lenguaje que se utiliza, ¿tiene suficiente presencia lo femenino? ¿Los padres y las madres ven con buenos ojos que un niño juegue con muñecas y cocinas o haga ballet? ¿O que una niña sienta atracción hacia los camiones o las retroexcavadoras?

Sabemos que el ámbito familiar se constituye en uno de los principales lugares donde los niños y las niñas incorporan los valores más importantes y, por consiguiente, en el que pueden educarse en la igualdad entre ellos. Por lo tanto, los papeles que asuman el padre y la madre en relación con las tareas de la casa, serán los modelos donde sus hijos e hijas se fijarán y aprenderán. En consecuencia, va bien que, tanto a los niños como a las niñas, se les facilite realizar cualquier trabajo de la casa. De esta forma, además de que contribuyen en las tareas cotidianas, se les está preparando en la igualdad de género y podrán actuar en consecuencia cuando se emancipen.

También conviene que las madres y los padres estén atentos y muestren una actitud crítica sobre aquellas imágenes, libros, programas de televisión…, que tengan connotaciones sexistas.

Por último, resulta importarte ver a cada niño y a cada niña como una persona valiosa y singular. Como consecuencia de ello a cada uno se le tratará de forma diferente, pero teniendo muy claro que dicha diferencia no se estipula en función del sexo, sino tomando en consideración sus necesidades, madurez e intereses.

| 1382 visitas | comentar

¿CÓMO ENSEÑARLES BUENOS MODALES A LOS CHICOS?
Pepe López / Sábado, 18 de septiembre de 2010
169460
169460

Hay conductas que a bastantes chicos y chicas les resulta complicado poner en práctica en las relaciones cotidianas: saludar, pedir bien las cosas, ceder el asiento, no interrumpir, comportarse adecuadamente en la mesa, respetar el entorno, no decir tacos, dar las gracias…

Los buenos modales o la buena educación, (muy tenidos en cuenta en otros tiempos), están hoy un tanto devaluados. Sin embargo, se precisa volver a considerarlos importantes, tanto en el colegio como en casa, ya que forman parte de la educación en valores.

Para educar el respeto, el saber agradecer, el tener en cuenta a los otros, la amabilidad… se requiere constancia, felicitar a los chicos sus avances y, sobre todo, el buen ejemplo.

La formación en estos aspectos debe orientarse para que los niños sepan comportarse en cualquier lugar y circunstancia. No es difícil observar a niños que en el ámbito escolar tienen un buen comportamiento, pero al salir del mismo muestran falta de respeto a sus padres; también se puede ver que otros tienen buenos modales con algunas personas, pero con otras no; algunos que no respetan los espacios y mobiliario público…

Los padres y el profesorado son los modelos en los que los niños se miran y, por tanto, van a tender a imitar lo que hagan. A veces los adultos piden a los niños conductas que ellos no hacen: les recriminan que griten, pero ellos gritan; les disgusta que digan tacos, pero ellos los dicen con frecuencia… Y sabemos que si no coincide lo que les dicen los padres con lo que éstos hacen, los niños siguen lo que hacen, no lo que dicen.

Cuando los niños no tienen buenos modales los padres se centran más en la crítica que en el reconocimiento positivo, cuando sí que los tienen. Sin embargo, sabemos que las felicitaciones les ayudan cuando hacen lo adecuado, pues les refuerzan y les estimulan a seguir en esa dirección.

Los niños necesitan saber cómo comportarse en cada situación (en la mesa, los saludos, la higiene…) y los padres pondrán los medios para que puedan realizarlas e ir asentando los buenos modales. Por ejemplo: para que los niños coman de forma adecuada precisan tener una silla, cubiertos a su medida…; o para que pidan las cosas de manera correcta tienen que oír decir a los padres: “Te pido”, “¿Me puedes ayudar?” o “Por favor, ¿me acercas el libro?”.

| 2522 visitas | 2 comentarios | comentar


PÁGINA: [1] 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >
^SUBIR^
^SUBIR^