CRA ALTA RIBAGORZA
HACEMOS ESTA WEB...
.: FORO :.
Últimos comentarios
Estás aquí: INICIOPADRES Y MADRESEscuela de Padres y Madres¿INFLUYE EL TIPO LENGUAJE EN LA EDUCACIÓN?
¿INFLUYE EL TIPO LENGUAJE EN LA EDUCACIÓN?
Pepe López
/ Sábado, 7 de febrero de 2009

Profe del C.P. José A. Labordeta (Zaragoza) y miembro del M.R.P. “Aula Libre”

  ¿CÓMO AUMENTAR LA AUTOESTIMA PROPIA Y DE LOS HIJOS?
  ¿CÓMO ACTUAR ANTE LOS PROBLEMAS QUE SE PRESENTAN?
  ¿POR QUÉ NO LES ENSEÑAN A PLANCHAR Y A PONER LA LAVADORA?
  ¿CÓMO ACTUAR ANTE LA QUEJA?
  ¿CÓMO PODEMOS AYUDAR A LOS HIJOS PARA QUE NO SE BURLEN DE ELLOS?
  ¿RESULTA ÚTIL EL SUFRIMIENTO DE LOS PADRES Y DE LAS MADRES?
  ¿CÓMO ORGANIZAR UNA ESCUELA DE MADRES Y PADRES?
  ¿Cómo hacer para que los niños coman bien?
VER TODOS >>>
  ¿POR QUÉ SE NECESITAN LAS NORMAS Y CÓMO ELABORARLAS?
  ¿ENSEÑAMOS A LOS HIJOS E HIJAS A COCINAR?
  ¿POR QUÉ LES CUESTA A LOS NIÑOS ACEPTAR A UNA MADRASTRA O PADRASTRO?
  ¿CÓMO HACER PARA TENER UNA AUTOESTIMA AJUSTADA?
  ¿EN QUÉ CONSISTE LA “ENSEÑANZA EN CASA”?
  ¿CÓMO FUNCIONA EL BILINGÜISMO EN PRIMARIA?
  Y CUANDO NOS ENFADAMOS ¿QUÉ?
  ENURESIS NOCTURNA
VER TODOS >>>

El lenguaje indica la manera de pensar, de sentir y las creencias que ha incorporado una persona o un grupo humano. Por tanto, según el tipo de lenguaje que utilicemos, estaremos contribuyendo a la configuración de uno u otro modelo educativo. En consecuencia, estará bien revisar el que usamos para hacer un planteamiento educativo más saneado.

Así, por ejemplo, ayuda la utilización de un lenguaje subjetivo, que muestra la comprensión que uno tiene sobre determinada situación, sin recurrir a hacer de juez general. Si digo: “Esto lo veo así”, estoy dejando espacio a otras opiniones. Por el contrario, si digo: “Esto es así”, estoy cerrando las puertas, puesto que ante el “es”, sólo cabe el “no es”, por lo que se llega fácilmente a la confrontación. O si alguien dice: “Yo soy así”, está justificando su conducta y se niega a la opción de cambio. Por consiguiente, conviene usar lo menos posible el verbo ser, ya que presenta los fenómenos en estática.

Tampoco ayudan los términos absolutos: siempre, nunca, todos, ninguno..., pues con ellos se hacen generalizaciones y una parte queda excluida.

Además, si nos planteamos dejar las relaciones de dominio y sumisión, resulta útil no usar los tiempos de obligación ni los imperativos. Éstos últimos se pueden sustituir por expresiones, como: “Te pido que colabores”, “Necesito que...”

A la hora de trabajar la educación emocional, necesitamos dejar el lenguaje causal y sustituirlo por un lenguaje centrado. Por tanto, reemplazaremos expresiones, como: “Me ha hecho enfadar”, por “Me he enfadado con lo que ha dicho”. Esto supone un cambio importante, dado que si pienso que las emociones me las traen los demás, intentaré cambiar a las personas y a las cosas para que se adecúen a mí, con lo que la pelea está asegurada. Por el contrario, si parto de que están en mí, asumiré la responsabilidad de la gestión de mis estados emocionales.

También conviene dejar las comparaciones en el ámbito psicológico. Cuando hablamos de lo emocional, el “más” y el “menos” tienen poco sentido.

Igualmente, va bien el uso de un lenguaje con presencia de lo femenino y, no olvidarnos de aumentar el vocabulario positivo para poder expresar lo más brillante de uno mismo y de los otros y lo mejor de las distintas situaciones que vivimos.



Comentarios

Escribe tu comentario

moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]


^SUBIR^
 
^SUBIR^