CRA ALTA RIBAGORZA
Categorías
Número 4 Enero 2005
Periódico del colegio de Villacarli.
Especial dedicado a los árboles.
Colegio de Villacarli / Lunes, 17 de enero de 2005

VERSIÓN
IMPRIMIR
Manzano del recreo
Manzano del recreo

Viajero escucha:
Yo soy la tabla de tu cuna, la madera de tu barca, la superficie de tu mesa, la puerta de tu casa. Yo soy el fruto que te regala y te nutre, la sombra bienhechora que te cobija contra los ardores del estío, el refugio amable de los pájaros que alegran con su canto tus horas y limpian de insectos tus campos. Yo soy la hermosura del paisaje, el encanto de la huerta, la señal de la montaña, el lindero del camino...Yo soy la leña que te calienta en los días de invierno, el perfume que te regala y embalsama al aire a todas horas, la salud de tu cuerpo y la alegría de tu alma. Por último, soy la madera de tu ataúd. Por todo esto, viajero que me contemplas, tú que me plantaste con tu mano y puedes llamarme hijo, o que me has contemplado tantas veces, mírame bien, pero...no me hagas daño.
Rabindranath Tagore

El árbol en sociedad cultura y religión.
ESTUDIO DEL CONCEPTO BOSQUE

ASIA: En la india el bosque es el santuario que acoge a los ascetas y místicos. Allí no penetra el mundo y es el lugar espiritual por excelencia. En la cultura china se creía que el bosque era la cabellera de la montaña, es lo que da fuerza a la montaña.

GRECIA-ROMA: En Grecia muchos bosques estaban consagrados a las divinidades; eran morada misteriosa de los dioses. Los bosques sagrados no podían ser talados.
AMERICA: Para la culturas de América latina, el bosque es la Madreselva, el lugar donde se hace presente la vida y se comunica a las personas.

EUROPA: El bosque es el santuario de la vida y el intermediario entre la tierra (lugar donde hunde sus raíces y el cielo (que intenta alcanzar con las copas de sus árboles).

VISIÓN GENERAL: En general, el bosque es el santuario. Los árboles son signos vitales que unen tierra y cielo. Son como ejes unificadores entre las divinidades que se hallan en lo alto y las personas que viven en la tierra
El árbol en conocimiento del medio.

LA TALA

Los leñadores vascos decían a los árboles antes de talarlos: “Guk botako zaitugu eta barkatu iguzu” (nosotros te derribamos, y perdónanos).

Los árboles son seres vivos que merecen todo nuestro respeto, que vibran igual que nosotros aunque muchas veces no seamos capaces de sentirlos. Cuando vamos a cortar un árbol, porque lo necesitamos, hemos de mirar que la madera sirva realmente para aquello que la destinamos, que el árbol no sea sacrificado inútilmente y pueda aprovecharse al máximo. No acaba con los bosques quien corta leña para sí y para su familia o comunidad cercana, ni el que tala para construir su casa o para crear formas en la madera. Es la tala bestial para las grandes industrias. Si esas mismas talas se hicieran repoblando posteriormente y dejando posibilidades al bosque de recuperarse, tendríamos algo que entregar a las generaciones que vendrán.

LA EPOCA DE CORTA:

En la luna menguante todo se interioriza y recoge. La savia “queda en las raíces”. Es el tiempo de recoger lo que ha de conservarse. El mejor menguante es el de Enero, pues las maderas cortadas en estos días son muy duraderas (se consideran menguantes los dos o tres días antes y después de esta fase); le sigue el de agosto y después los menguantes de invierno, pues el invierno es como el sol menguado. En verano la savia del árbol está llena de sustancias susceptibles de fermentar, azúcares., etc...Las maderas cortadas en cuarto creciente sólo sirven para leña, pues son demasiado activas, se agrietan, pudren y parten por flexión más fácilmente. Si se cortan los árboles cuando la savia “asciende” (los crecientes y primavera) y se les descorteza, tienen gran cantidad de líquido en su superficie.

El árbol en clase de lengua, .

A UN OLMO SECO
Al olmo viejo, hendido por el rayo
Y en su mitad podrido,
Con las lluvias de abril y el sol de mayo
Algunas hojas verdes le han salido
El olmo centenario en la colina
Que lame el Duero un musgo amarillado
Le mancha la corteza blanquecina
Al tronco carcomido y polvoriento
No será, cual los álamos cantores
Que guardan el camino y la ribera
Habitados pardos ruiseñores
Ejercito de hormigas en hilera
Va trepando por el y en sus entrañas
Urden sus telas grises las arañas
Antes que te derribe, olmo del Duero
Con su hacha el leñador y el carpintero
Te convierta en melena de campana
Lanza de cuero o yugo de careta
Antes que rojo en el hogar, mañana
Ardes de alguna mísera caseta
Al borde de un camino
Antes que te descuaje un torbellino
Y tronche el soplo de las sirenas blancas
Antes de que el río hasta la mar te empuje
Por valles y barrancos
Olmo, quiero quiero anotar en mi cartera
La gracia de tu rama verdecida
Mi corazón espera
También, hacia la luz y hacia la vida
Otro milagro de la primavera.

Antonio Machado
Página 42 del libro de 4º
Lengua y literatura.
Ed. Edebé.

El árbol en clase de matemáticas.

CÓMO MEDIR LA ALTURA DE UN ÁRBOL:

Hay dos maneras, una consiste en clavar una estaca a una distancia conocida del pie del árbol y lo más vertical posible; con el ojo al nivel del suelo se mira a la copa del árbol y nos fijamos en el punto en que se cruza a la estaca. La altura del árbol es a la distancia entre el punto de mira y el árbol, como la altura en que corta la estaca es a la distancia entre el punto de mira y el pie de la estaca, osea, la altura es la multiplicación de la altura en que corta a la estaca por la distancia de nuestro ojo al árbol, dividida por la distancia del árbol a la estaca).

Otra forma es poner un espejo en el suelo bien horizontal de modo que situándonos frente al espejo podamos ver en él la copa del árbol. La altura del árbol es a la distancia entre el pie de este y el espejo, como la altura de nuestros ojos es a la distancia entre el espejo y nuestro pies( debemos de multiplicar la distancia del árbol al espejo por nuestra altura y dividirla por nuestra distancia al espejo)

Educación Física, juegos sensoriales.

En nuestro cole hacemos juegos sensoriales, esto significa que inutilizando nuestro principal sentido, la vista, jugamos a percibir el mundo con los demás sentidos, dando la oportunidad de que cada vez sea uno el protagonista. Y también para comprender mas como Carolina interpreta este mundo, para ella sin vista.

Ayer subimos a la pradera, con las alumnas de infantil, a conocer de cerca los árboles, sentirlos a parte de verlos, los tocamos, los abrazamos, los escuchamos, sentimos su savia. Y a María uno le dijo que tenía sed, es un invierno muy seco, así que le acercamos hielo del arroyo cercano. Al volver a clase, le pintamos una nube.

Lluvia para el árbol
Lluvia para el árbol

Cuentos de Silke, Elisa y Miguel sobre árboles

SILKE:

Había una vez un bosque que estaba muy lejos y era oscuro. Un dia cayó una semilla de un pino y cada día crecía mas rápido que los otros pinos. Vieron que no era un pino y el árbol dijo, soy un roble y mi padre y mi madre han muerto. No pasa nada, nosotros haremos como si fuéramos tu padre y tu madre. El roble se puso muy contento y dijo (hurra, hurra, hurra). Un día se levantaron muy pronto y dijeron, que es eso, es fuego, tenemos que marcharnos pero no podemos, menos mal que hay bomberos. Han apagado el fuego. Y los pinos fueron felices, nacieron muchos árboles.

ELISA:

Había una vez un bosque lleno de pinos y en el medio habia un almendro, todos los pinos se reían del almendro. Un día sacaron pinos de alrededor del almendro para que tuviera almendras, una niña paso al lado del bosque y entró dentro. Se hizo una casa al lado del almendro y siempre comía almendras. Ella tenía un buho y mandaba con el cartas. Un día al mandar una carta a su madre el árbol se asusta y grita, y entonces ella también grita y sale afuera a ver que es lo que pasa, y se da cuenta de que el árbol habla y le dice niña tu tienes que quedarte aquí. La niña se quedó, cortó un pino e hizo fuego, y contó cosas al lado del fuego. Después el fuego se apagó, la niña se puso en casa y durmió y comieron perdices y vivieron felices.
NdelT; en el cuento original vivieron se escribe las dos con B, debe de ser porque “bibieron” mucho.

MIGUEL:

Había una vez un árbol que quería ser bueno, pero los que lo habían plantado eran malos, y entonces necesitaba alguien majo, pero nadie podía ir. Después de 30 años nació un niño prodigio, que tenía que hablar con el árbol. Para el verano fue al parque, y estaba hablando solo y le contestó el árbol, pero el niño no sabía quien le hablaba, al escuchar otra vez le dijo el árbol que tenía que buscar un mago. El mago era su padre, y al contarle esto dijo que cuando fuera grande se salvaría.

Cuando el niño tenía 27 años no se acordaba del conjuro, y corto el árbol que le sirvió para hacer los muebles de su casa para siempre.

Las ganadoras de la sopa de letras del número anterior son Laura y Pili de Torrelaribera.



Comentarios
Os llevo conmigo.¡Mua!, Sonia Martínez(Granada), 20 de marzo de 2006

¡Hola chicos! Soy una profesora de Lanaja, un pueblo cercano a Huesca...Hace ya bastante que os leo y que admiro vuestro trabajo y el de vuestras profesoras, y os animo a seguir con vuestra labor, pues nos es muy grato leeros. Por cierto, no cambiéis nunca, pues ¡SOIS UN ENCANTO!¿Sabéis quién soy? Con mucho cariño: Sonia M.

 [Comentar...]
> Periódico del colegio de Villacarli., Loli Casares, 15 de febrero de 2005

Hola, soy una profesora de infantil de una escuela unitaria que está a 24 Km. de Ourense. Hace 2 o 3 meses que he descubierto vuestra página y me gustan mucho los dibujos y los cuentos hechos por los niños-as. Veo que trabajais un montón. Yo en el colegio tengo ordenador pero no tengo internet y me conecto desde mi casa. En la zona que trabajo no hay escuelas unitarias y por lo tanto no hay CRA. Enhorabuena por todo vuestro trabajo. Un beso para todos los niños-as desde Dacón (Ourense)

 [Comentar...]


Escribe tu comentario

moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]

^SUBIR^
 
^SUBIR^